San Expedito

Patrono de las causas urgentes y justas



Novena a San Expedito, primer día

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración inicial
Señor, Dios y Padre nuestro,
que permites invoquemos a San Expedito
como intercesor, especialmente en las causas que consideramos justas y urgentes;
te suplicamos que en esta hoz
llegue a ti nuestro clamor.
Ayúdanos a superar este momento difícil;
protégenos de todo lo que pueda perjudicarnos;
asiste a nuestros familiares y amigos.
Devuélvenos la paz y la tranquilidad.
Concédenos la gracia de una pronta
y definitiva conversión.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Lectura Bíblica del día
Jesús miró hacia arriba y le dijo: “Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa”.
Zaqueo bajó rápidamente y lo recibió con alegría. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: “Se ha ido a alojar en casa de un pecador”. Pero Zaqueo dijo resueltamente al Señor: “Señor, ahora mismo voy a dar la mitad de mis bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le daré cuatro veces más”. Y Jesús le dijo: “hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que también este hombre es un hijo de Abraham, porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido”.

(Lucas 19, 5 – 10)

Reflexión del día
San Expedito es invocado especialmente para interceder ante Dios en las causas que consideramos de urgente solución; esto se debe a que, según cuenta la tradición, él era un joven soldado romano, que habiendo oído la buena noticia predicada por los cristianos, se convirtió rápidamente, abrazando la fe en Jesucristo Salvador. Esta prontitud en su determinación está representada en sus estampas con el cuervo que pisa (ya que su graznido se asemeja a “cras, cras, cras…” que en latín significa “mañana, mañana, mañana…”) y con la cruz que alza con su mano derecha en la que está escrito “hodie”, en latín: HOY. “No dejes para mañana lo que debes hacer hoy…”
En la lectura bíblica se nos dice que Zaqueo “bajó rápidamente y recibió con alegría” a Jesús; en cambio en el mismo evangelio de Lucas 19, 18 – 23, vemos como otro hombre rico que recibe una invitación similar “se entristeció” y no siguió a Jesús.
La causa más urgente que debemos resolver es la de nuestra propia conversión: cambio de mente y de corazón.

Oración del día
Padre nuestro del cielo,
que nos fortaleces en nuestras dificultades
con el recuerdo y la intercesión de San Expedito,
concédenos que al invocarlo, lo imitemos
convirtiéndonos y permaneciendo firmes en la fe,
constantes en al esperanza
y ardientes en el amor.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

Oraciones de cierre de todos los días
Un Padre Nuestro.
Un Ave María
Un Gloria
y esta oración:
Señor, Dios nuestro,
Padre misericordioso y compasivo,
que tanto amas a los hombres que enviaste
a tu Hijo único al mundo,
no para juzgarnos, sino para salvarnos;
concédenos la gracia de una sincera conversión de mente y de corazón.
Permítenos buscar tu Reino y su justicia,
sabiendo que todo lo demás
nos vendrá por añadidura.
Tranquiliza nuestro pobre corazón
que tantas veces se engaña
pensando que nos hará feliz
conseguir algo que no seas tú mismo.
Y que la poderosa intercesión
de tu glorioso mártir San Expedito,
que con Fe hemos invocado,
nos alcance lo que te pedimos,
en la medida en que no se oponga
a tu santa Voluntad.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Ir a Novena a San Expedito, segundo día.
Volver a Novena a San Expedito.

Si lo desea puede compartir en el siguiente enlace su pedido a San Expedito o en este otro darle las gracias a San Expedito.


Mandar por correo-e a un amigo Mandar por correo-e a un amigo